SALUD

La masoterapia para prevenir y curar

La masoterapia, es un conjunto de manipulaciones variadas, basadas esencialmente en movimiento y presión con las manos sobre la superficie el cuerpo, generando una influencia mecánica, que tiene objetivos o fines terapéuticos, preventivos o curativos.

El masaje terapéutico, fue diseñado para brindar relajación, estimulación o rehabilitación a las diferentes partes del cuerpo, ayudando a mejorar la flexibilidad de los músculos, promover una mejor circulación y a su vez, reducir el estrés. Está demostrado que los masajes benefician tanto a la piel, como a los músculos, el aparato digestivo, el sistema nervioso y respiratorio, producción y normalización de hormonas e influye directamente en el estado de ánimo de las personas.  

El masaje, por medio de la presión asociada al tacto, aumenta la actividad vaga, que a su vez, disminuye las hormonas del estrés como el cortisol.  

Beneficios del masaje

son numerosos los beneficios que podemos conseguir por medio del masaje, entre ellos encontramos: 

  1. El masaje alivia el estrés tanto físico como emocional, controla la ansiedad y la depresión, ya que reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés)
  2. Descontractura y relaja los músculos, al aumentar la circulación sanguínea y además reduce el ritmo cardiaco y disminuye la presión de la sangre 
  3.  Contribuyen a aliviar el dolor, y regula y disminuye la tensión física.
  4. Mejoran la capacidad de conciliar el sueño
  5. Fortalece el sistema inmunológico.
  6. Reduce las inflamaciones al mejorar la circulación linfática.
  7. Reducen los dolores de cabeza.

Contraindicaciones del masaje

A pesar de sus múltiples beneficios, hay ciertas ocasiones en las que los masajes en vez de un beneficio, pueden resultar contraproducentes, como en el caso de:

  1. Inflamaciones e infecciones agudas y subagudas
  2. Traumatismos recientes o fracturas no consolidadas
  3. Inflamaciones de la cavidad abdominal
  4. Estados febriles
  5. Heridas abiertas
  6. Trombosis
  7. Rupturas musculares en fases agudas
  8. Tumores
  9. Infecciones de la piel

Fuente: Fisioonline

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *